Los de Miguel Rubio lograron una importante victoria por dos tantos a uno frente al CDFuentes, en un partido muy disputado y en el que el Fraga supo no bajar los brazos y trabajar. Prueba de ello fueron los dos tantos locales, que llegaron ambos en los últimos cinco minutos de encuentro.

45908018_1926033170846453_2679219252287766528_n
Celebración de los frgatinos tras el gol del empate / FUENTE: María Vara

No comenzaron bien los fragatinos el encuentro, faltos en su mayoría de intensidad, errores en los pases y poca anticipación en jugadas concretas. El partido estaba poco intenso, hasta que en el min 9’, llegó la tragedia. Un error en la defensa local permitió al delantero del fuentes meterse hasta la cocina, y una vez en el área, finalizar con un disparo cruzado al segundo palo, muy difícil para Marc y por tanto, primer gol del encuentro a favor del conjunto visitante.

Jarro de agua fría para los fragatinos, que pese al duro mazazo supieron reponerse y buscar de nuevo el camino al empate. Las ocasiones empezaban a venir, en su mayoría, del lado local, pero la mala finalización y la seguridad defensiva de los zaragozanos, no ayudaba a que el balón acabase entrando. Tuvo Bernabé una de las más claras del primer tiempo, con un disparo raso al segundo palo, que finalmente tocó la madera y se convirtió en un rechace que no pudo finalizar bien Alexis.

 Llegados al 35’, la intensidad iría creciendo conforme los locales, con el marcador en contra, iban viendo lo difícil que suponía mandar balones al área rival.

Tras la reanudación, el Fraga salió a comerse el partido y en busca de ese primer tanto que pudiera por lo menos asegurarle un punto a La Estacada. En el marcador corrían los minutos y a partir del 70’ los nervios, la tensión y la desesperación, se adueñaron de una afición que veía como un Fraga lanzado al ataque y un Fuentes encerrado, no era capaz de anotar el tanto que diera el empate.

No fue hasta el min. 87’, cuando Martin Puch, tras una jugada individual por banda conseguía, por medio de una vaselina, mandar el balón al fondo de la red y poner las tablas en el marcador a falta de tres minutos para la finalización del tiempo reglamentario. Poco después Gil aprovechó un magnífico centro de Genís, que finalizó con un gran cabezazo directo al fondo de la red. El gol supuso la exaltación de toda una Estacada, que vio como los rojillos consiguieron darle la vuelta al marcador en los 5 minutos finales y sacar un partido que se había puesto muy cuesta arriba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s